Archivo mensual: febrero 2011

Cupcakes en Madrid… ¡El negocio!

Paseando el otro día por los alrededores de la calle San Vicente Ferrer y la zona de Malasaña (Madrid), con algunas amigas, paramos a ver un par de tiendas donde era imposible no fijarte. Tenían un pequeño escaparate repleto de deliciosos cupcakes decorados cuidadosamente con una paleta inmensa de glaçés de colores.

Mi amiga comentó: “Esto parece Nueva York”, donde ella ha vivido varios años y se supone que los cupcakes son ‘de toda la vida’.

Selección de cupcakes cubiertos de chocolate

 

Y a Madrid están llegando ahora. Lo estoy comprobando.

Triunfan en la tienda DeCake que hay en la calle Arturo Soria, que cuando me acerqué para comprar algunas herramientas y repuestos para hacer brownies, ¡estaba llenísima! Es una tiendecita sobre todo de decoración de cupcakes, con poca visibilidad, metida en un soportal, apartadita… ¡Y estaba petado, oiga!

También triunfa Ilusiona Cake. Lo regenta una amiga, maravillosa especilista en estas pequeñas magdalenas y no le va nada mal, por lo que me cuenta.

Para colmo, terminando de argumentar la razón de este post, el otro día me acerqué a un bar conocido de mi zona (donde pretendo vender brownies), y a que no adivináis qué me preguntó el maître… Si.

-¿Y vendéis cupcakes?

Pues eso. Me ha hecho darle más de una vuelta. Algún día sorprendo a alguno…

=)


Los mejores conciertos de mi vida: The Killers (plata)

Tengo un debate interno a menudo sobre si aquél conciertazo en el Palacio de los Deportes de Madrid viendo a The Killers supera al de U2 en Anoeta. Hecho el ránking, queda claro quiénes son los mejores, pero aquella tarde fue inolvidable.

El nuevo disco, por aquél entonces, era Day and Age. Venía muy pop, menos oscuro que Sam´s Town y con nuevo aire algo reggae.  Sin duda un ritmo perfecto para tararear en concierto. Para mí, antes y después de la ´sobredosis´ de nuevo disco que nos pegamos el día anterior para sabérnoslas todas (muy frikies), son  Joyride, Spaceman o The world that we live in.

No faltó el mareo en pleno concierto a ninguno de los que fuimos, ni las chucherías ni la cerveza. Estuvimos muy cerca, como casi siempre que voy con mi hermano a un concierto bueno.

Colgué alguna foto en red, pero el nuevo Facebook no me deja copiar imágenes. ¡¡Ni aunque sea de un álbum publicado desde mi perfil!! Mañana, con tiempo, busco las fotos el concierto. ¡Ni un día más sin actualizar este blog! De momento, una foto de la gira de 2009, a la que nosotros fuimos… Bestial.


Recetas antiguas de madres a hijas

Hace 3 años, en febrero de 2008, tuve la suerte de heredar el mejor legado de mi madre: su libro de recetas.

Continuar leyendo


El incipiente negocio de los brownies

¡Hoy vendido mi primer brownie CASERO! Aunque no es el primer brownie que hago, es el primero que he cobrado (a petición del comprador).

No es muy justo decir que es el primero que cobro, ya que ¨brownies son amores¨ y en mi casa y entre amigos, cada vez que preparo un nuevo ejemplar, se deshacen en sonrisas, halagos y cariño. ¡Eso no hay dinero que lo pague! Y no es un tópico porque, en este caso, tengo la suerte de recibirlo.

Asi que con esto y un bizcocho, ya podemos decir que aunque no sea domingo, SundayCake ya es una start up, de “andar por casa”, pero una start up. Eso, que me lo estoy pensando bien, porque la cosa parece rentable.

Gracias a todos. En especial a los pinches, a los colaboradores, a los couch y al alegre y enérgico equipo de comunicación.