Archivo de la etiqueta: piano

Coldplay pinta de graffiti el cielo de Madrid

Espectacular despliegue de luz y sonido el que Coldplay regaló a sus fans en el Estadio Calderón la noche del 20 de mayo de 2012.

A cubierto de los chuzos de punta que caían del cielo a una hora del concierto, no dejamos que ese tiempo ingrato nos amedrentara. La masa clamaba al cielo: “PARA, PARA, PARA YA”, imitando el último single de Mylo Xyloto, “Paradise”.

Nada más entrar nos regalaron pulseras de tela patrocinadas por Twitter.

“Ponte la pulsera. Se encenderá automáticamente. Forma parte del show” – versaban las cinco pantallas esféricas del escenario.

Aquella noche lucía una inmensa paleta de colores por todo el estadio gracias a la interactiva y originalísima iniciativa que hacía brillar la muñeca de todos los allí presentes.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Con “Hurts Like Heaven”, dedicaban la primera al cielo de Madrid, pintarrajeado con fuegos artificiales, confeti en forma de mariposas de colores y lásers, que con esa amenaza de color, se portó y dejó de empapar la ciudad para todo lo que quedaba de noche.

Después dieron un salto en el tiempo con “In my place”, de vuelta con “Lovers in Japan”, “The Scientist”-bestial, eterna-, “Yellow” -momentazo en el que se tiñó todo el estadio de amarillo-,  “Princess of China” -donde proyectaron el vídeo de Rihanna, cantante que colabora con ellos en la versión original- y otros temazos del consagrado grupo londinense. Un setlist repleto de  flashbacks, a sabiendas de que Mylo Xyloto (2011) no entró bien en todos los oídos como lo hizo Parachutes en el año 2000 o X&Y en el 2005.

Para sorpresa, cuando parecía haber terminado el espectáculo, aparecieron en un islote camuflado en la mitad trasera del campo de fútbol, cantando desde ahí “Us against the world”.

Para cerrar, de vuelta en el escenario principal, las desgarradoras “Fix You” y “Every Teardrop is a Waterfall”. Coldplay ofreció sonidos de baterías electrónicas, guitarreos contenidos y el solo de piano de Chris Martin a la cabeza del espectáculo. Agradecido, eterno, inolvidable.

Anuncios

Una noche con música de cine

O una noche de cine.

La que tocaba Sam para Bogart & Bergman fue la primera que escuchamos nada más sentarnos a la mesa. Me miró el de mi derecha como diciendo: -¿Es? Y le respondí: -Claramente. Qué delicia la de anoche escuchando la interpretación de Casablanca o Titanic al piano de cola en El Casino de Madrid.

Casino de Madrid en Calle Alcalá

Notables las ocho teclas rompedoras que arrancó del piano el intérprete (como si fuera un duende sin cabeza, porque no sé ni su nombre:) justo antes de que el novio, Alfonso,  recitara sus agradecimientos champagne en ristre…

Celebramos la boda de este amigo de clase en el antiguo club social de Madrid, donde por cierto me hizo despertar del sueño el azucarillo del café, que era de NH.

Cuando fui al baño a coger el jabón de manos lo entendí todo… “The NH World-Agua de la Tierra“… ¿Os suena? Lo han debido de comprar, pensé mientras volvía al Salón Real donde el intérprete comenzaba a tocar la melodía de la famosa saga cinematográfica de El Padrino

¡Que privilegio! Admirada por los frescos que caían del techo, las borlas de los faldones y cortinas…

Entonces una mirada furtiva a un espejo me devolvió la estampa. Estaba viviendo un cuento de hadas, o mejor aún nos encontrábamos imbiscuidos en el atrezzo de la mítica serie Sissi Emperatriz… ¡Que sensación más extrañamente grata!